Consejos de amor para enamorar a tu esposa todos los días

El matrimonio es la unión de dos personas que se aman con una intensidad inigualable. La esposa y el esposo aprenden el significado de la convivencia y muchas otras experiencias nuevas durante esta etapa. Es natural que cambiemos y no seamos siempre los mismos; y quizás nuestra esposa se sienta algo diferente u olvidada. Por ello, en esta oportunidad te mostraremos algunos tips.

Consejos de amor para enamorar a tu esposa todos los días

En ocasiones, durante el matrimonio solemos escuchar frases como: “Él ya no es el hombre con quien me casé”; que ocasiona que todo esposo se sienta afligido o quizás hasta ofendido. Si no quieres que este doloroso momento ocurra en tu relación matrimonial, sigue leyendo, pues has venido al lugar adecuado.

6 excelentes consejos para que tu esposa sienta que la amas:

  • # 1 Demuéstrale tu compromiso.

Es natural que, con el paso del tiempo, las relaciones se deterioren un poco. No solo los matrimonios, incluso los noviazgos pueden caer en solo asumir que la otra persona sabe que la queremos; y, con ello, tomamos la costumbre de dejar de decirlo y de demostrarlo.

Nunca des por sentado el amor de tu esposa; mantén la seriedad y compostura en la relación; y asegúrate de que siempre esté feliz y conforme de haberte elegido a ti. Eso la mantendrá plenamente enamorada y fielmente agradecida.

Demuéstrale tu compromiso

  • #2 Muestra siempre tu mejor lado.

Todos tenemos días duros, eso lo sabemos. No debemos dejar que los problemas del trabajo, con los colegas, con el vehículo, el tráfico, o los niños, afecten nuestra vida marital; o más bien, que afecten nuestro trato para con nuestra esposa. No estamos diciendo que no te quejes o que no hables de tus problemas.

Todos necesitamos ser escuchados. Pero, una esposa no permanecerá enamorada si todos los días escucha continuas quejas; o si llevas los problemas ajenos al hogar. Respira profundo, habla con calma y trátala lo mejor que te sea posible sin importar las circunstancias.

  • # 3 Mantén el interés y escucha atentamente a tu esposa.

Las mujeres, así como los hombres, necesitan atención y mimos. Muchas veces queremos conversar con nuestra pareja; pero sentimos que estamos en segundo plano. Así, comienza el alejamiento y la melancolía, el sentimiento de abandono.

Esto, definitivamente, no enamora a una esposa, ni a ninguna mujer. Es por ello que debemos mostrar interés en nuestra esposa, sus gustos, sus experiencias y actividades diarias. Toma muy poco tiempo preguntarle cómo estuvo su día; sin embargo, las recompensas pueden ser infinitas.

  • # 4 Permite y alienta el crecimiento de la relación, y personal de tu pareja.

Las responsabilidades no lo son todo, pero cuando nos referimos al crecimiento personal, toda esposa puede sentir que su vida se estanca. El cuidado del hogar, los hijos y el trabajo se vuelven rutinarios; y la mujer puede sentirse abrumada por todo ello, viendo cohibido su desarrollo y formación profesional y espiritual.

Fomenta el crecimiento personal de tu pareja dándole tiempo de mejorar sus habilidades, terminar o proseguir sus estudios, aprender alguna nueva habilidad, poner en práctica un pasatiempo o deporte. Nunca es tarde para vivir plenamente y desarrollarnos como mejores seres humanos; y tu esposa seguramente estará feliz de que la apoyes en este emprendimiento.

Permite y alienta el crecimiento de la relación, y personal de tu pareja

  • # 5 Sé considerado y expresivo.

Por tradición y costumbre, o quizás hasta por cierto grado de machismo, a las mujeres se les ha atribuido la labor de encargarse del cuidado del hogar y los hijos. Si bien, muchas mujeres disfrutan de las tareas hogareñas, hoy día gran cantidad de esposas también tienen sus trabajos particulares.

En algunas ocasiones, su desempeño ocupacional o profesional se ve afectado por tantas responsabilidades dentro del hogar, y viceversa. Ayúdala en sus tareas cotidianas si te es posible. Equilibrar las tareas del hogar es imprescindible para la felicidad de tu esposa: y el expresar tu consideración y cariño ante este y todos los ámbitos, la harán sentir muy comprendida y apreciada.

  • # 6 En la variedad está el gusto.

En la medida de lo posible, trata de no estancar la relación; siempre hay un siguiente nivel. Nunca se debe sentir que, por ser esposos, ya no se puede hacer “cosas de novios”. Desde una salida romántica, una escapada a un hotel, una noche solos en casa sin los hijos, una nota en el almuerzo que se lleva al trabajo. Hay muchas formas de evitar la rutina, siempre que se tenga imaginación, creatividad y mucho amor para dar a tu esposa.

En la variedad está el gusto

Sigue estos consejos de amor para enamorar a tu esposa todos los días y verás los cambios de humor y de ritmo de vida, tanto en ti como en ella; y la relación florecerá en todo su esplendor para que lleven un matrimonio pleno y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *